Técnica de acabado que imprime en relieve tipografía y dibujos. Un molde hembra, llamado cliché, presiona el papel contra otro cliché macho. De este modo, sin tinta ni barniz, sólo por medio de presión, queda marcado el papel en relieve (huella alto o bajorrelieve según la confección de los clichés).

Para este proceso es importante utilizar papeles con un gramaje a partir de 100 g pues un papel más fino o bien se quebraría o no recogería el efecto. Todo depende del labrado del cliché y la longitud de la fibra del papel. Un papel de 220 g es mejor para un relieve más profundo que un papel estucado mucho más duro por su  menor longitud de fibra y poca flexibilidad para aguantar el impacto.

 

Os presentamos algunos trabajos con este acabado en alto relieve:

[nggallery id=129]

Os presentamos algunos trabajos con este acabado en bajo relieve:

[nggallery id=130]