Una historia truculenta

By OMÁN Impresores 7 años ago1 Comment
Home  /  Artículos  /  Una historia truculenta
Inocente

Una mañana de noviembre, con el teléfono inquieto y un ritmo de trabajo trepidante una llamada nos hizo mirar el calendario para comprobar que todavía faltaban algunas semanas para el 28 de diciembre.

El hecho de tener una oficina diáfana hace que por ensimismada que estés en tus cosas, la atención se desvíe ante palabras tan poco frecuentes como “cenizas”, “muerto”, “permiso”…

Al colgar, Javier Mañas con un “¡Ay va, lo que nos han encargado!” enseguida nos puso expectantes para poder acabar con la incertidumbre de la aparentemente truculenta conversación.

Una empresa editora con renombre, para la que ya habíamos trabajado, le había pedido la impresión en letterpress de un folleto en homenaje a un poeta extranjero que había fallecido. El contenido eran los poemas del buen señor e iba a ir encartado en una revista. Hasta ahí bien. Pero había un añadido, el escritor quería mezclarse con su obra, reposar en su poema y hacer partícipe a la gente.

Para ello había que mezclar con la tinta las cenizas. La preocupación de Javier durante buena parte de la conversación era saber el espesor de las cenizas, si estaban bien molidas… “porque si no, van a cargarse la máquina.”.

Tardó un rato en contarnos y volver a contarnos la historia, pues nadie daba crédito ni se imaginaba que fuese a ser verdad. De repente cayó en la cuenta “Uy, uy, uy… ¿y si Quique tiene problemas de conciencia? ¿Entonces?”.

Al final Quique, nuestro compañero que se encarga de los trabajos con la Minerva, no hubo de plantearse la dimensión ética del asunto. No volvieron a ponerse en contacto con nosotros para dilucidar el espesor de las cenizas, y ante lo peliagudo del tema nadie volvió a preguntar qué fue de aquella propuesta rara que…

Category:
  Artículos
this post was shared 0 times
 000
About

 OMÁN Impresores

  (64 articles)

One Comment

  • karramarro dice:

    Curioso :)
    Hace poco vi un reportaje en la tele sobre un escultor que se había especializado en hacer esculturas alegóricas de fallecidos, incluyendo las cenizas en la masa.
    Puede parecer sórdido, pero si la obra final tiene buen gusto me parece mucho más atractivo que el clásico bote de cenizas en una mesita :)

Leave a Reply

Your email address will not be published.