Acabado que consiste en unir dos o más cartulinas entre si formando un bloque compacto.

En función de los materiales utilizados distinguimos tres tipologías:

Contracolado normal:

[nggallery id=125]

Contracolado con reserva:

[nggallery id=123]

Contracolado sandwich:

[nggallery id=124]