Donde habita la inspiración

By OMÁN Impresores 8 años agoNo Comments
Home  /  Artículos  /  Donde habita la inspiración

Graphic book no es una librería al uso, es un espacio de encuentro donde el tiempo se detiene y la inspiración, aderezada con buen jazz, convive con la tranquilidad amable que transmiten José Ramón y Cristina junto al resto de vigías que los acompañan en su aventura librera.

En sus inicios este proyecto quería cubrir un hueco en el sector. En 1990, cuando Graphic book empezó su andadura, los diseñadores eran un gremio muy reducido que comenzaba a demandar libros de consulta y referencias especializadas.

Sin ubicación física, su tarea era visitar las empresas interesadas para presentarles el catálogo de publicaciones extranjeras que después, bajo pedido, importaba. Su cartera de clientes fue en aumento y cuando Internet empezó a apuntar maneras, apostaron por tener su propia web como vía de negocio complementaria. En 1997 su página estaba a pleno rendimiento.

Su primera tienda, hablamos del año 2005, la inauguraron en la calle de La Palma. El pasado diciembre, aún sin inauguración oficial por las obras del ayuntamiento, vino el traslado a un espacio mayor en la calle de Los Libreros.

[nggallery id=67]

José Ramón ríe al preguntarle cuántas veces le han dicho que es una locura abrir una librería en estos tiempos:

“Unas cuantas…-sigue sonriendo-. Esto no es un negocio es más una forma de vida y te mueve la pasión por los libros y el trabajo… si no fuera rentable no estarías pero negocio rentable, rentable, sería más rentable cualquier otra cosa. Es a lo que me he estado dedicando muchos años y ahora ya no me veo en otro sitio. Esto es vocación más que otra cosa.”.

El motor de Graphic book es la pasión por los libros. No busca el oportunismo de un súper ventas, su objetivo está en conseguir libros esenciales que sean buenos en sí mismos y cuyo interés perviva. En este sentido sus responsables hacen un gran esfuerzo por mantener un fondo amplio, de modo que los profesionales y aficionados los tengan como referente para buscar libros especializados, no sólo por la última novedad anunciada en una revista de cabecera.

Las especialidades que cubre su catálogo son:

  • Diseño Gráfico con todas sus subcategorías.
  • Publicidad.
  • Diseño industrial.
  • Ilustración: publicitaria, infantil, editorial, fantástica…
  • Moda.
  • Interiorismo – Decoración.

Los libros más buscados de estas áreas se reparten en diseño de stands para Interiorismo, tarjetas y logotipos para Diseño Gráfico, revistas para el Diseño Editorial y libros técnicos y fotógrafos de siempre para Fotografía.

Además Graphic book tiene libros auto editados. Los autores se presentan con su publicación y, aunque no lo puedan hacer con todos, si el libro plantea un tema de interés que viene a complementar el catálogo, ya tiene sitio en la librería.

“Son personas a las que les mueve otra motivación, que hacen las cosas porque quieren hacerlas, no muchas veces por generar negocio, sino por publicar sus trabajos. El dinero lo ganan haciendo el proyecto para sus clientes. En una librería grande quedaría perdido entre un montón, por eso van buscando sitios donde el libro lo vea el público que ellos quieren que lo vea.”.

A la hora de escoger editorial a José Ramón le da apuro quedarse con una.

“Las hay que abren camino, otras de cabecera que son referentes para las editoriales españolas, otras para profesores y estudiantes, otras más de libro profesional en cuanto a trabajo de campo que realiza el diseñador de forma cotidiana…”.

Con su experiencia y la cantidad de títulos que han pasado por sus manos, tanto exitosos como flor de un día, José Ramón parece tener una posición privilegiada para vislumbrar por dónde irán las nuevas tendencias. Aún así, amable en su modestia, cede el mérito a las editoriales:

“Las editoriales son las que se adelantan a las tendencias, luego si funciona… Tú tendrás algo de olfato pero el camino te lo enseñan los propios clientes y ellas. Hay cosas que valoras por tu criterio, además hay editoriales que son apuestas a caballo ganador. Escogen títulos con mucho rigor y seriedad, estudiando todos los detalles en cuanto a publicaciones, y al final te da garantías y confianza. Pero que luego vaya a funcionar… no sabes, es como el estreno de una película, no sabes…”.

[nggallery id=68]

Mientras conversamos es continua la aparición de personas que entran a la tienda preguntando por libros de apicultura, diccionarios de italiano, libros de segunda mano… José Ramón, paciente, les explica a dónde dirigirse. Le preguntamos si se nota mucho cuál es su tipología cuando entra un cliente:

“Cuando entran los clientes, yo no sé si son conscientes o no, pero el que está detrás, cualquier comerciante lo sabe. Sé el cliente despistado que pregunta por un libro que no tengo o el que está interesado simplemente por la forma de abrir el libro. En nuestro caso más porque al ser tan específicos… A veces te llevas sorpresas, pero en general sabes, sobre todo cuando están mirando los libros, la forma de tocarlos, de abrirlos, hay gente hasta que los huele, por el olor a tinta y esas cosas. Los hay que saben apreciar, que saben diferenciar cuando pasan la mano, cuando tocan los diferentes papeles… Aparte del contenido se fijan en los formatos, el papel, los cosidos…”.

Aparte de librería Graphic book quiere convertirse en un espacio abierto, un lugar de actividades paralelas donde haya hueco para exposiciones, presentaciones, talleres…

En el sitio que tienen reservado para las exposiciones hay una trampilla que comunica con lo que, cuando terminen de acondicionarlo, será un espacio con muchas posibilidades. En la actualidad pueden verse expuestos los carteles de Nacho de Diego.

[nggallery id=70]

Graphic book no sólo es la tienda de la calle de Los Libreros, sino un servicio de tienda on-line cuyo espacio virtual recibe unas 40.000 visitas cada mes. Además de en la distancia digital también trabaja “a domicilio”. Las empresas, escuelas y profesionales interesados en conocer las últimas novedades reciben una visita periódica, en la que se les deja los libros en depósito durante un tiempo para que los vean con calma y después se pasa recoger aquello que no interese y se factura lo demás.

El cuidado de la decoración, el suave jazz de fondo, la amplitud del espacio y la distancia respetuosa mantenida con el visitante, para que se mueva con total libertad, hacen de esta librería un lugar donde perderse y olvidarse del mundo exterior.

Al echar un vistazo entre sus baldas, no es raro encontrarse con una mirada metálica de un ser peculiar. Son los robots de pitarquerobots.com, amigo de la casa, que tiene la sana afición de montar estos seres entrañables y exclusivos, ninguno se repite, con piezas extraídas de objetos antiguos.

[nggallery id=69]

Se quedan en el tintero muchas cosas: el espacio reservado a las herramientas de los diseñadores (pantoneras, tabletas gráficas…), el rinconcito más bibliófilo dedicado a Sousa y la editorial Trea como base de consulta para redactores y diseñadores editoriales, el stand con revistas nacionales y extranjeras… Pero de lo que no nos olvidamos es de agradecer a José Ramón y sus compañeros la atención dedicada y la agradable mañana que pasamos hablando de éstas y muchas otras cosas de las que ya habrá tiempo de escribir.

*Agradecemos las fotografías a Demian Ortiz de Imagentecnia

Category:
  Artículos
this post was shared 0 times
 000
About

 OMÁN Impresores

  (64 articles)

Leave a Reply

Your email address will not be published.