Comentarios recientes

Ritxi Ostáriz y su Laus salido de nuestros talleres

By OMÁN Impresores 9 años ago1 Comment
Home  /  Artículos  /  Ritxi Ostáriz y su Laus salido de nuestros talleres

Con motivo de la inauguración oficial de nuestra web, qué menos que habilitar para nuestros invitados un emplazamiento que inspire a los sentidos por su decoración y el color del espacio. Un sitio agradable donde haya cabida para la reflexión, el esparcimiento y la risa. Un lugar de encuentro en el que agradecer la complicidad de todo este tiempo juntos.

Pensando, pensando dimos con la ubicación perfecta: el mundo de Ritxi Ostáriz. Su conversación cercana e inteligente, sus creaciones audaces, su tratamiento del detalle y la frescura de su universo creativo lo convirtieron en la elección más idónea. Además sumábamos dos celebraciones: la inauguración de nuestra web-blog y su Laus de bronce por el libro Musika Hizpide que salió de nuestros talleres.

Se recomienda llevar zapato cómodo para las animaciones.

Esperamos que sea de vuestro agrado.

CONVERSACIÓN CON RITXI

Te dedicas al diseño gráfico y editorial, abarcas ilustración, animación y motion graphics… es decir, lo digital y lo impreso ¿Qué te aporta cada uno de estos mundos frente al otro? ¿Cuál es el secreto para destacar con la misma brillantez en áreas tan dispares?

Gracias por lo de “brillantez”, lo primero. Supongo que mi corta vida en este mundo del diseño ha sido un continuo viaje, una evolución; aunque se trate de una evolución a la inversa.

Normalmente hoy en día un diseñador comienza como puramente gráfico para ir aprendiendo e introducirse en el terreno digital, creyendo que de ese modo se adapta al mundo moderno. Yo comencé estudiando vídeo y web, y con el paso del tiempo me he ido interesando más y más por el papel y el diseño editorial. Pienso que de ese modo me adapto al buen diseño, al de toda la vida, al de verdad. Me he ido cansando de artificios y efectos especiales innecesarios para centrarme en la base, en la estructura.

El hecho de haber tocado todos los palos a lo largo de mi vida me ha hecho ver qué cosas me apetece y qué cosas no me apetece hacer; y digamos que cada vez me espanta más lo digital. Seguramente esto se deba a la excesiva saturación de ese mercado y también a que siempre he sido una persona muy apegada a lo tradicional, a las raíces. No siento especial predilección por la tecnología, y sin duda “se me cae mucho más la baba” teniendo un libro bien diseñado en mis manos que teniendo que buscar un ordenador para ver la última pieza ultramoderna de motion graphics.

Tal y como digo, hoy mi interés se centra mayoritariamente en el diseño impreso; es lo que realmente me apasiona.

[vimeo]http://vimeo.com/14840014[/vimeo]

[vimeo]http://vimeo.com/14841774[/vimeo]

[nggallery id=39]

Aparte de estar centrado en el diseño gráfico y editorial, Ritxi dirige su propio estudio de animación y motion graphics, iikki studio, terreno en el que ha desarrollado múltiples proyectos en el pasado. Uno de sus trabajos más reconocidos en este campo es ¡Viva Calaca!

[vimeo]http://vimeo.com/2815889[/vimeo]

Si todavía andáis moviendo los pies, quizás os interese ver ¡Viva Calaca!2
o el mencionado Ziirkkus

Después del baile… seguimos con la conversación.

Buena parte de tu trabajo está dedicado al mundo de la música. Después de la caída de las cifras en ventas, anunciada este verano, ¿cómo ves el panorama para artistas como tú que diseñan para las discográficas?

Es imposible sobrevivir actualmente dependiendo únicamente del sector musical. Afortunadamente, y en relación a lo que comentaba anteriormente, mis clientes están muy alejados de la escena comercial, y eso hace que la crisis les afecte en menor medida, pues cuentan con un público fiel, generalmente adulto, que invierte más en su producto.

[nggallery id=40]

¿Profesionalmente qué le queda por hacer a Ritxi Ostáriz?

Uy, la pregunta sería ‘¿profesionalmente qué ha hecho Ritxi Ostáriz?’. Me quedan infinidad de cosas por hacer, siento casi ni siquiera haber empezado en este mundo. Precisamente ahora que intento aprender y comenzar a abrirme paso en el sector editorial, siento que no he dado más que un par de pequeños pasos en comparación con otros grandes estudios que llevan décadas dedicándose a esto.

Me considero un absoluto principiante, casi como si acabara de terminar mis estudios. Cargado de ilusión y de nuevas ideas eso sí, pero con todo el camino por recorrer aún.

Otra animación para mostrar Wasabi in Motion un trabajo que reune varias disciplinas y una buena excusa para mover otro poquito los pies.

[vimeo]http://vimeo.com/4374034[/vimeo]

[nggallery id=41]

Leyendo las numerosas entrevistas que te han hecho, de un modo u otro siempre sale Noruega. ¿Qué aporta o ha aportado Noruega al mundo creativo de Ritxi Ostáriz?

Noruega siempre ha sido un país especial para mí. Me siento desde hace años muy identificado con su cultura y sus tradiciones. Su música, sus raíces, su folklore, y hasta la forma de ser de sus gentes hacen que me sienta muy cercano a ellos. También es un país para el que he desarrollado multitud de proyectos, así que en cierto modo se ha convertido en algo muy especial. Aunque por otra parte, también es cierto que mi fiebre por Noruega ha ido decayendo con los años, al tiempo que he ido conociendo otras culturas que también me apasionan.

Entonces aparte de Noruega, ¿qué otros lugares te inspiran?

Hoy en día siento especial atracción por Islandia. Su peculiar geografía hace que sea sin duda alguna mi territorio favorito en todo el mundo. Pero en realidad, cualquier lugar que pueda considerarse “extremo” en algún sentido me inspira enormemente; las llanuras de Mongolia, los glaciares de la Patagonia, las pequeñas islas casi vírgenes del Pacífico, y por supuesto la Antártida, como lugar inaccesible, insalvable y misterioso a más no poder.

Luego hay otro tipo de parajes, que por su situación política actual son impenetrables, lo que hace que aumente mi deseo de conocer más de ellos; como pueden ser Afganistán o Corea del Norte.

Y por supuesto, algo en lo que insisto siempre, es que me cuesta entender a toda esa gente que se vuelve loca por viajar y su afán de conocer otros países como Alemania, Francia o Italia, cuando hay tantas, y tantas, y tantas maravillas ocultas en la Península Ibérica. Mismamente, no habrá experiencia mejor que sentarse a hablar con algún anciano de un pueblo perdido castellano y que te cuente las leyendas del lugar.

Siguiendo con la geografía ¿cómo se hace para estar en la brecha de la ola desde un pequeño municipio de Vizcaya?

Supongo que es cuestión de eliminar las barreras, sentir que a través de Internet y el resto de telecomunicaciones hoy en día puedes estar cerca de casi cualquier persona del mundo. Mi trabajo no ha cambiado demasiado desde que trasladé mi estudio de Madrid a Sopelana, ya que sigo trabajando para clientes de Noruega, Islandia, Alemania, Austria o Suiza. Estoy seguro de que si se les preguntara a ellos, algunos ni siquiera habrán notado este cambio más allá de la dirección de las facturas.

Mi intención a partir de ahora con este cambio es tratar de localizar un poquito mi negocio y poder llegar a convertirme en un estudio de referencia en Euskadi y el resto de la zona norte. Ofrecer un servicio de calidad a empresas, instituciones o particulares para que no tengan la necesidad de buscarlo en Madrid o Barcelona.

Sopelana

La coyuntura económica actual, la reducción de los pedidos, el clima de incertidumbre sobre cuándo finalizará esta situación… ¿Cuál es la salida a la crisis para un diseñador con estudio propio?

Tratar de ser el mejor, ofrecer una calidad que sea insuperable por el resto de estudios. El problema de esto es que generalmente el cliente habitual desconoce lo que significa calidad en diseño y se conforma con cualquier cosa. Pero eso realmente tampoco me preocupa, ya que un cliente que no sepa apreciar un buen diseño, no es un cliente para el que yo me muera por trabajar, no estaré a gusto desarrollando sus proyectos.

[nggallery id=38]

Entre tus facetas están también la de profesor y conferenciante. Si te dieran la oportunidad de elegir la temática de un curso e impartirlo ¿qué enseñarías a tus alumnos?

Después de, como dices, haber sido conferenciante en festivales, docente, e incluso director de un máster de diseño, me preocupa el mensaje a transmitir. Noto un problema generalizado dentro del diseño actual, ya sea gráfico, digital, moda o interiores… Y es el hecho de que todo el mundo, tanto escuelas como alumnos, está obsesionado con fomentar la creatividad, y la necesidad de hacer cosas nuevas constantemente. Eso, que dicho así podría ser algo maravilloso, está suponiendo que (de nuevo) tanto escuelas como alumnos se preocupen más por innovar que por hacer las cosas bien hechas.

Mira, inventar está muy bien, es un extra, pero lo primero es aportar soluciones de calidad. La gente se está olvidando de hacer cosas “buenas” sólo por el hecho de hacer cosas “nuevas”, y eso está suponiendo encontrarte con auténticos despropósitos tanto en uno como en otro lado. Parece que hoy en día todo vale sólo por ser creativo, y eso en mi opinión, no debería de ser así. Pongo, sin duda, la “calidad” por encima de la “creatividad”.

Es muy cool y novedoso si decides comerte un filete con cuchara y una sopa con tenedor, pero lo que lleva siglos funcionando es otra cosa. Me espanta la cantidad de auto proclamados nuevos artistas que pueblan las ciudades más modernas.

De cara al “curso” que comienza, ¿qué proyectos tienes entre manos?
El llegar a ser un estudio de referencia, o al menos conocido y respetado, dentro del sector puramente gráfico y editorial, es todo lo que puedo pedir. Estudiar profundamente lo que se ha venido haciendo a lo largo de la historia, y aprender de los grandes maestros del sector es todo lo que necesito ahora mismo.

¿Qué es lo que nunca te preguntan y te gustaría decir?
Mis teorías sobre Dios, el Universo, las religiones, el origen de la especie humana…  🙂

Ritxi Ostáriz

Test:

Si tuvieras que definirte en una frase…
Difícil definirme en una sola frase teniendo en cuenta lo complicado que puedo llegar a ser. Quizás un concepto que me defina bien sea el de “curioso”, en el sentido de “preguntar el por qué de todo”. Un pensamiento o una reflexión que me hago a menudo es que mientras la mayoría de la gente tiene miedo de morir y no haber tenido tiempo para vivir más experiencias, yo cuando muera lamentaré no haber podido aprender más. El Saber frente al Hacer.

Una canción
Precisamente ese ansía por saber o por conocer cosas nuevas hace que me puedas encontrar escuchando desde jotas burgalesas o folklore escandinavo o balcánico, a metal progresivo, extremo o con influencias jazz. Quedarse con una canción dentro de esa variedad de estilos es un pecado, así que por un momento olvidaré todas esas rarezas y me decantaré por un clásico; Girl You’ll be a Woman Soon de Neil Diamond.

Un libro
Me apasionan las epopeyas y las grandes sagas mitológicas, como El Kalevala, las Eddas o hasta El Antiguo Testamento. Y por otro lado, siempre he considerado a J. R. R. Tolkien como un creador mitológico más que un escritor de fantasía (lamentablemente explotado y distorsionado en la última década), así que incluyo mi obra favorita, El Silmarillion, dentro de esa categoría de libros.

Una frase de película
Espero que valga de serie en vez de película; “I want to believe”, que aparecía en el póster del despacho de Fox Mulder (Expediente X) me marcó profundamente durante mi adolescencia.

Un pintor
Eduardo Chillida, que a pesar de ser más reconocido por su obra escultórica, dejó un tremendo legado de obra gráfica en forma de serigrafías y litografías.

Un personaje mitológico
Enki, de la mitología babilónica y sumeria; dios de la creación, del arte, de la sabiduría…

El proyecto al que guardas más cariño
A día de hoy, el libro Musika Hizpide, Musika Lanbide, y no tanto por haberse llevado el Laus de Bronce, sino por representar realmente lo que quiero hacer.

Lo peor de ser diseñador
Curiosamente lo peor de ser diseñador coincide con lo mejor de serlo. El tener que crear algo cada día es maravilloso, pero también trae consigo una presión añadida, a veces difícil de superar.

Tu amuleto
Si hablamos de un objeto que llevo en todo momento destinado a darme suerte, no tengo ninguno la verdad.

Un cliente / marca ideal
Hasta ahora trabajar con músicos se ha revelado como un verdadero placer, son creativos y normalmente experimentan en su música tanto como yo en el diseño, así que confían bastante en mi trabajo. Única pena la situación del mercado.

Un maestro
Si hablamos de Diseño, actualmente Albert Folch.

Una manía
Demasiadas, demasiadas, demasiadas manías estúpidas acumulo como para poder quedarme con una sola. Por poner un ejemplo, me vuelvo loco si tengo que comer en una mesa o dormir en una cama, que no estén perfectamente alineadas con las paredes de la habitación que las contiene. No es difícil encontrarme moviendo mesas en un restaurante.

Un capricho
La cecina de vaca…

Agradecemos a Ritxi su atenta colaboración para que este artículo cobrase vida. Para seguir disfrutando de su mundo creativo, la fiesta sigue en: www.ritxiostariz.com

Category:
  Artículos
this post was shared 0 times
 000
About

 OMÁN Impresores

  (64 articles)

One Comment

  • Ainara says:

    Me ha encantado la entrevista. Ya conocía su trabajo, de hecho le dediqué 4 hojas en la revista que hice para mi proyecto final 🙂

    Y sobretodo me gusta que tire para casa, que siempre me dicen que si quieres trabajar de diseñadora gráfica te tienes que ir a Madrid y a Barcelona, que sepan que aquí hay gente que merece la pena que la conozcan, y un ejemplo es Ritxi

Leave a Reply

Your email address will not be published.