Comentarios recientes

“Las Letras del Barrio”: una exposición con pocas palabras

By OMÁN Impresores 9 años ago2 Comments
Home  /  Artículos  /  “Las Letras del Barrio”: una exposición con pocas palabras

El viernes 16 abría sus puertas la exposición “Las Letras del Barrio”. Acudimos intrigados y curiosos. No es frecuente que haya actos donde se conjuguen las artes gráficas y el diseño para el lucimiento de ambas disciplinas.

El escenario prometía, la antigua imprenta de Gráficas Almeida parecía la mejor ubicación para un evento con una pequeña demostración de impresión tipográfica. Al llegar nos sorprendió las reducidas dimensiones del espacio disponible. Aún así las obras estaban bien dispuestas y se podían disfrutar sin contratiempos, salvo si algún visitante se encontraba con una pareja de conocidos que, ante la emoción del inesperado encuentro, no caían en la cuenta de que directamente impedían la circulación.

Al principio no fue difícil esquivar a estos grupos, cuando se empezó a llenar, prácticamente imposible. El calor tampoco ayudaba mucho, así que la sensación de agobio fue otra de las protagonistas.

[nggallery id=28]

    Las láminas, fotografías y artículos curiosos relacionados con “las letras” que alimentaban la exposición tenían el encanto de lo sutil y fascinante. Lo malo es que una vez abierto el apetito, el limitado número de las obras mostradas hacía que el visitante se quedara con ganas de mucho más.

    Después de hacerse esperar, la demostración comenzó. De nuevo la gente no sabía muy bien cómo ubicarse y mucho menos pensaba en cómo aprovechar espacio para permitir ver a los que tenía detrás.

    Tampoco ayudó que la pequeña introducción sobre tipografía y lo que estaba haciendo el impresor se hiciera en uno de los extremos de la sala, en un tono insuficiente, como para ser oído sin dificultad por el público que estaba un poco más alejado. Tampoco mucho, recordemos que habíamos dicho que el espacio era reducido.

    Sería injusto por nuestra parte, no dejar escrito y agradecer la buena voluntad de dicha voz, el poeta Eduardo Scala, que hizo de maestro de ceremonias e ilustró la velada con su conocimiento y sus recomendaciones. Quizás la timidez o la modestia le impidieron proyectar la voz, lástima por los que no alcanzaron a oírle.

    Habló de la tipografía, fundamentalmente la Bodoni, y el magnífico museo dedicado a su creador, Giambattista Bodoni, en la llanura del río Po en Parma. También hizo un elogio a la tipografía española Ibarra.

    Investigando un poco hemos dado con la página de la Universidad de Zaragoza donde se puede descargar de forma gratuita: http://persephone.cps.unizar.es/General/gente/Ibarra/

    Además resulta interesante la información que ofrecen sobre el proceso de recuperación de esta tipografía, realizado en colaboración con el Instituto Tecnológico de Aragón, la importancia del impresor Don Joaquín Ibarra y Marín y el reconocimiento internacional que tuvo su obra en el siglo XVIII.

    Finalizada la intervención de Eduardo Scala no hubo más palabras. El resto de la demostración se hizo en silencio, así que las personas que, curiosas, atendían a las manos del impresor no entendían el porqué de ciertos pasos y en consecuencia se perdieron buena parte del encanto de este arte.

    Mientras el impresor terminaba de hacer los últimos ajustes sin articular palabra ni explicar “el pequeño milagro” que estaba teniendo lugar, buena parte de los asistentes optó por salir a la calle y disfrutar de una cerveza comprada en un establecimiento cercano.

    Al finalizar su labor la máquina estuvo preparada para que quien quisiera pudiera imprimirse un poema de Eduardo Scala.

    [nggallery id=29]

      La exposición es una propuesta loable que imaginamos ha supuesto mucho trabajo y dedicación. Lamentablemente todo ese esfuerzo se vio empañado la noche de su estreno por la falta de coordinación y preparación de la puesta en escena.

      Sigue abierta hasta el domingo 25 y pensamos que puede ser un alto en el camino interesante si se encuentra por el centro. No es más que un ratito y seguro que al no haber tanta gente se disfrutará mejor.

      Su horario de Lunes a Domingo es de 12 a 14h y de 17 a 20 h.
      En la calle Santa María 14 – 16.
      Metro Antón Martín.
      Barrio de Las Letras.

      Category:
        Artículos
      this post was shared 0 times
       000
      About

       OMÁN Impresores

        (64 articles)

      2 Comments

      • jorge says:

        Algo maravilloso es ver esto, hogala alguien pudiera hacer algo parecido en mi pais, donde venden la tipografia por kilo para fundirla, y las maquinas como las minervas, rotora etc, dan verguenza verlas en el estado que se encuentran, el ser grafico no es solo un negocio, o un oficio ejercido por la necesida, ser grafico selleva en uno en cada trabajo, en la dedicacion que ponemos en nuestra vocacion, hoy en dia cualquiera puede imprimir, pero el arte de ser grafico es una vocacion que jamas dejara de cautivar a quien la ejerce, los felicito, y si el lugar era pequeño lo que se valora es la actitud y el esfuerzo .

      • Juan A. De la Rosa Casas says:

        La verdad que si es bonita esta profesion, hace poco he vendido una Boston, tengo tipografia y dos minervas .
        De todas formas a veces hay gente que esta profesion la compara
        Con saber ordenador.
        La verdad es que personas como Uds. Hace falta para qu e no se pierda esta profesion.
        Saludos Juan de la Rosa

      Leave a Reply

      Your email address will not be published.