Hemos dedicado mucho tiempo a investigar para poder ofrecer este acabado tan singular, la decoración o los cantos pintados de una tarjeta, invitación o cualquier pieza gráfica.

Comunica una sensación de valor al tiempo que lo realza. La aceptación del acabado de los cantos pintados en tarjetas de visita, especialmente, ha sido increíble aunque también es aplicable a más elementos gráficos, ya que es posible pintar los cantos de papel y cartulina dando la posibilidad de una amplia variedad de colores que incluyen metalizados y fluorescentes. A mayor gramaje de la pieza gráfica, mayor intensidad.

Las posibilidades son infinitas: tarjetas de visita, invitaciones a eventos, tarjetones, cuadernos, libros y un amplio etcétera para que puedas dejar volar tu imaginación.

Puedes ver una muestra de trabajos haciendo click aquí.